.

Las Franquicias de juguetes venden más en Navidad

¿Es una buena inversión abrir una juguetería?



Se acerca la Navidad y empieza la locura para los padres con la compra de juguetes y regalos para los niños. En esta época las franquicias de juguetes resultan un negocio muy atractivo para futuros inversores. Durante estos días sufrimos un constante bombardeo de anuncios y nos incitan a la compra con los adornos y alumbrado navideño. Las jugueterías son sin lugar a dudas una de las franquicias de la Navidad.

No olvidemos que un 70% de las ventas anuales de estos negocios tienen lugar durante estas fiestas y que el gasto medio, según un estudio realizado por Toys R Us', asciende a los 140 euros de media por hogar. Por lo general, cada niño recibirá la noche de Reyes un total de seis regalos, de los que la mitad son comprados por sus padres y el resto por familiares y amigos. Los niños no solamente se dejan influenciar por lo que ven en la tele y son muchos los padres que optan por adquirir juguetes sorpresas.

Las franquicias de juguetes se encuentran en desventaja respecto a las grandes superficies, que disponen de todas las marcas. Por eso la clave para ganar terreno es apostar por aquellos juegos diferentes, innovadores y didácticos. Las franquicias de segunda mano para productos de bebé también son una buena opción.

La primera juguetería que funcionó bajo el modelo de franquicia fue Imaginarium. Todo lo que se vende en estos establecimientos son elementos instructivos, como puzzles y juegos de entretenimiento. Requiere de una inversión inicial de 142.000 euros y un local de 70 m2. 

También para estimular las capacidades de los niños encontramos otra franquicia como Eurekakids, con una amplia variedad de productos didácticos para niños de edades tempranas. Otros franquicias de juguetes que destacamos son Estímulos y Pelucharia. Todos ellos intentan ser una alternativa a las grandes distribuidoras gracias a la especialización, la centralidad de sus locales, los productos de marca blanca y la cercanía con el cliente.