.

Una franquicia no garantiza el éxito



A un buen emprendedor siempre le surgen las dudas. ¿Qué tendrá mejores resultados, una franquicia o un negocio independiente? ¿En que es mejor invertir? ¿Resulta más rentable crear tu propio negocio? El sistema de franquicias resulta aguantar la crisis, es el resultado de estudios de mercado, experiencia, estrategias muy pensadas que convierten a una marca en algo reconocido. 

Como dice Priscila Ramirez, consultora: "la franquicia es hoy la mejor forma de crecer", y eso parece. En la actualidad es una opción más segura que un negocio independiente. Pero, aunque menores, las posibilidades de fracaso existen. Sí, es cierto, no garantizan el éxito. De eso dependen muchos factores. No se debe pensar que por contar con el respaldo de una empresa, tenemos una poción mágica que haga que todo vaya bien. Las dificultades aparecen siempre en todo momento y no es cuestión de acomodarnos.

Cuando montamos un negocio independiente, solo al final conoceremos cuánto nos ha costado. Sin embargo, con una franquicia sabremos qué inversión total vamos a hacer antes de empezar. Por eso se apuesta por las cadenas. Sus productos o servicios son aprobados y demandados por los consumidores. Además, merece la pena contemplar que el negocio franquiciado ha pasado el proceso de aprender, crecer y superar adversidades. Ha dejado un legado de todo esto, de una marca posicionada, de “como se hace” o Know-how, aportando esa solidez que un negocio independiente no tiene.

¿Crees que invertir en una franquicia hoy en día es una opción más segura que invertir en un negocio independiente?