.

Consultorías, franquicias en pleno auge



Una consultoría es una empresa externa que se dedica a evaluar los puntos débiles de otras organizaciones para desarrollar planes de mejora.  Los empleados son consultores profesionales, especialistas que trabajan para poner en marcha o para mejorar el funcionamiento de una organización.

Una buena consultoría que trabaja para otra empresa, debe ser independiente e imparcial. No se pone bajo la autoridad del cliente, solo estudia los casos, aconseja e indica, pero no toma decisiones. Como franquicias, encontraremos  asesorías especializadas, tantas que van desde la contabilidad y la gerencia hasta el medio ambiente y los recursos humanos. La inversión inicial varía desde los 4.000 a los 80.000 euros según de que consultoría se trate, el tamaño de la oficina y  la actividad a la que se dedique. Hay muchos sectores para elegir, como el de  protección de datos, administración de fincas, servicios legales, comunicación y marketing, intermediación financiera, etc.

Son cada vez estos servicios más necesarios para las empresas antes de tomar su propia iniciativa. Es el caso de  CE Consulting Empresarial que además de Europa y América Latina, su objetivo de expansión cuenta con abrir 20 nuevas oficinas en el territorio nacional, más en Europa y América Latina. Aunque este tipo de franquicias esté en pleno auge, su éxito no está garantizado, pero se considera un servicio muy necesario y demandado en estos tiempos complejos. Se precisan conocimientos específicos y asesoramiento imparcial para no cometer errores en la toma de decisiones y tener las actuaciones directivas correctamente justificadas.

¿Te interesa la consultoría como franquicia? ¿En qué sector estaría la tuya?