.

Franquicias desde 300 euros

Franquicias baratas de 300 euros


Las franquicias se adaptan también a los bolsillos más modestos. Apostar por este modelo de negocio no exige grandes desembolsos. Desde 300 euros podemos sumarnos a un proyecto de franquicia, como en el caso de Ejove, compañía que se dedica a la comercialización de productos y servicios cosméticos. Por menos de 500 euros cabe la posibilidad de invertir en bHip Globlal o en Servicios-Xpo, dedicada a la publicidad en internet, como se recoge en el portal abcfranquicias.com.
 
Por una inversión de 1.000 euros destaca Tes Gallery, tiendas especializadas en tes frescos de alta calidad y otros productos de bienestar. Dentro de este capítulo de inversiones de poco riesgo se encuentran diferentes tipos de negocios como inmobiliaria especializada en hoteles (Todohotel), limpieza de vehículos (Green Wash), distribución de productos informáticos (Pc&Telecos), asistencia a domicilio (Arreglaria), desinfección mediante generadores de ozono (Cosemar Ozono) o informática como Zona PC, todos ellos por debajo de los 2.000 euros.

El inversor a la hora de decidirse por una franquicia mira con atención que el proyecto se adapte a su bolsillo y la rentabilidad que le pueda generar en un futuro. Una gran inversión no tiene porque garantizar el éxito empresarial. Cuando hablamos de franquicias low-cost suelen tratarse de negocios con locales de reducidas dimensiones, pensados para el autoempleo y sin necesidad de contratar a un gran número de trabajadores para que funcione. Esta apuesta por las inversiones bajas no deja de ser una apuesta segura por parte del nuevo empresario, que en el caso de que le salga mal no perderá tanto dinero.